En busca del Amor…

El anda merodeando entre dos jóvenes enamorados. Entre una madre abnegada que cuida a su hijo enfermo. Se posa entre dos amigos inseparables. Acaricia  la mano del anciano que transmite con paciencia toda  sabiduría. No todos lo pueden ver. Está ahí, pero se esconde. Lo encerramos  y no presiona,  nos deja tomar la decisión.  ElSigue leyendo «En busca del Amor…»

¡No te vayas!

  Me veo frustrada tras el misterio que esconde las manecillas del reloj, ¿24 horas tiene el día? ¿verdad?,  que se convierten en minúsculas fracciones de segundos. Todo va tan rápido que no vale calendario, no importa que tanto nos empeñemos en evaluar  lo que haremos en una semana, siempre nos falta. Es amigo de quien le agrada ySigue leyendo «¡No te vayas!»