¿A qué nos sabe el tiempo? ¿A quién? ¿A cuántos? ¿En dóndes?

A nadas. A todos. A muchos. Aunque tiene una textura parecida, es diferente. Ya no somos las semillas novedosas del jardín, vamos evolucionando, acoplándonos con nuestro entorno, creciendo a nuestro ritmo. Y son tantas las ideas que deseamos ver proyectadas en 3D, o en el metaverso y la sensación de que nos queda poco coqueteaSigue leyendo «¿A qué nos sabe el tiempo? ¿A quién? ¿A cuántos? ¿En dóndes?»

Aceptar que tuvimos la culpa, he ahí el dilema

Un golpe a nuestro ego. Definitivo. Directo. Tormentoso. Inventarse fantasmas malévolos. Culparles de nuestros tropiezos. Acusarles por difamación. Defender nuestro caso frente al Ministerio Público. Perderlo por “delirios de persecución.” Chocar con una pared de cemento, asumir nuestra responsabilidad sin muchas ganas. Justificaciones injustificadas. Cargar con las consecuencias, he ahí la frustración He ahí laSigue leyendo «Aceptar que tuvimos la culpa, he ahí el dilema»

Unos versos para mi dulce de leche

Si me dieran a escoger entre tus ojos y el dulce de leche, escogería tus ojos, y créeme que es de los mayores halagos que podrían hacerte, porque ¿Acaso has probado el dulce de leche? Ese mismo placer inunda mi pecho cada que por un segundo tropiezo con tu mirada. Bonito accidente que no empalagaSigue leyendo «Unos versos para mi dulce de leche»

Misterio del enamoramiento

Si alguna vez percibes que te observan con intensidad, puede que te estén pensando, profundamente. Si los ojos te brotan sin razón, así como los botones del girasol, probablemente sea en respuesta a quien te piensa. Si se piensan es porque se necesitan en un momento específico por alguna razón que aún no entienden. SiSigue leyendo «Misterio del enamoramiento»

A nosotras nos crian con miedo

¿Por qué tenemos que andar siempre acompañadas?¿Por qué tiene que pasarnos algo? ¿Cuál es el problema si queremos dormir fuera? ¿Si me quiero mudar sola?⁣ ⁣¿Quién pensará qué? ¿Por qué habría de importarme su opinión?⁣⁣⁣⁣⁣Que sí, que hay que tener precaución, pero si la tengo ¿Por qué me haces sentir insegura con tus comentarios inoportunos?⁣⁣⁣⁣⁣⁣¿LosSigue leyendo «A nosotras nos crian con miedo»

¿De qué se escribe cuando no se está enamorado?

– De nada. – ¿Cómo que de «nada»? – Sí, de «nada.» Nadie escribe sin estar o haber estado enamorado. – No estoy de acuerdo. – Puedes no estarlo, eso no significa que tengas razón. – Es imposible que todo el que escriba esté «enamorado», hay quienes lo hacen desde el dolor, la soledad, suSigue leyendo «¿De qué se escribe cuando no se está enamorado?»

He retornado en serio, de verdad, sin miedos

Me enfrento otra vez a una página en blanco y me aterra. No saben cuantas vueltas me inventé para postergarlo. Porque sí, me gusta escribir, pero crear el hábito, fomentar la disciplina de hacerlo todos los días, pues no es un asunto de querer, más bien del hacer conscientemente, continuamente. Ya lo había intentado enSigue leyendo «He retornado en serio, de verdad, sin miedos»

Él solo quería llorar

Quería llorar, olvidó cómo hacerlo. Se desvanecía por dentro. Luchaba entre el dolor y la culpa sin ubicar escapatoria, porque en alguna parte de su vida, junto a la humanidad que le caracterizaba, se había perdido. Buscaba ayuda. Nadie entendía cómo era posible que en su mirada se acomularan tanto peso, nadie podía entender cómoSigue leyendo «Él solo quería llorar»

Por ser descuidada

Me gustaba llevar mi pelo rizo, vestir ropa colorida. Lucir aretes grandes y pomposos. Bailar con soltura, kizomba, zouk, kompa…cualquiera de esos ritmos pegajosos que al compás del tambor te resuena en las caderas. Era feliz. Nunca tuve dudas de mi herencia africana, nunca, hasta aquel día. Era sábado, un hermoso sábado ahora que loSigue leyendo «Por ser descuidada»