¿A qué nos sabe el tiempo? ¿A quién? ¿A cuántos? ¿En dóndes?

A nadas. A todos. A muchos. Aunque tiene una textura parecida, es diferente. Ya no somos las semillas novedosas del jardín, vamos evolucionando, acoplándonos con nuestro entorno, creciendo a nuestro ritmo. Y son tantas las ideas que deseamos ver proyectadas en 3D, o en el metaverso y la sensación de que nos queda poco coqueteaSigue leyendo «¿A qué nos sabe el tiempo? ¿A quién? ¿A cuántos? ¿En dóndes?»

Aceptar que tuvimos la culpa, he ahí el dilema

Un golpe a nuestro ego. Definitivo. Directo. Tormentoso. Inventarse fantasmas malévolos. Culparles de nuestros tropiezos. Acusarles por difamación. Defender nuestro caso frente al Ministerio Público. Perderlo por “delirios de persecución.” Chocar con una pared de cemento, asumir nuestra responsabilidad sin muchas ganas. Justificaciones injustificadas. Cargar con las consecuencias, he ahí la frustración He ahí laSigue leyendo «Aceptar que tuvimos la culpa, he ahí el dilema»