El verdadero paraíso

Y si el mundo se acaba mañana, pero no para mundo mismo, sino para nosotros. Y si entonces damos con que no hay resurrección, ni cielo, ni reencarnación, solo escacha. Y si en ello se pierde el calor, la lluvia, si solo queda un profundo silencio. Y si entonces las partículas se desvanecieran  y un ser superior, cuyo misterio es tan grande que mis neuronas no logran descifrar, se pusiera a llorar, y si entonces de una de sus lágrimas renaciera la materia, pero que ya no se llamaría así sino  “airetam”, y si entonces en millones de millones de años se volviera a  poblar la tierra con nuevos animales, nuevas especies, nuevas personas.  Y si entonces quedara el libre al vedrío, y  nos ahorrásemos las serpientes, el veneno, el frío exhesivo. Y si entonces esas especies se convirtieran  en seres de colores,  colores que ellos puediesen escoger. Y si entonces el respeto fuera el valor más grande,  y si entonces en vez de la malaria, el cancer, o  la gripe, solo existiera el cansancio, de cuya cura sería el descanso y entonces los doctores solo tendrían que hacer reir a los niños, indicar descanso e inyectar nectar de mariposas. Que bonito sería, que bonito. El verdadero paraíso.

 

Marifa

 

Publicado por Marifa

Mis letras soy, con distintos personajes, lugares, diálogos y brebajes. Tome la libertad de decirme lo que sienta, lo que perciba. Puede que llegue a entenderme mejor que yo misma.

2 comentarios sobre “El verdadero paraíso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: