Un poco más

Cuantas experiencias nos perdemos cada vez que cerramos las puertas. Cuantas llagas provocan el orgullo, la resistencia, el miedo, la indiferencia. Cuantas noches de compartir, cuantas personas, cuantos deslices… cuanta vida se nos pierde cada vez que engabetamos las ganas, que nos dejamos convercer por la procrastinación, la vagancia, el hedor de las péstes deSigue leyendo “Un poco más”