Moríviví

Mi naturaleza me obliga a ocultarme,  imposible es evitar que duela.

Los códigos que retozan entre las finas fibras de las ondas espaciales,  se me  pegan en la cara, caen en el ojo. Entonces el inconsciente  me empuja a  responder preguntas que nadie me hizo, “Fue una pajita”, así le llamé, “solo una una pajita”, pero no fue eso, no fue solo eso… mas bien  “materia”, de lo que todos estamos hechos.

Y yo me niego a aceptar las consecuencias de aquel hecho como una situación circunstancial, porque los azares de la vida son fruto de hechos concretos, que aun no entendemos.

Por eso el alarme, la sensibilidad, el talento que he llegado a desarrollar de ocultar mis provisiones cada vez que un objeto no identificado se acerca, al estilo moríviví, aunque no parezca, estoy aquí.

Marifa

Pintura: “Dafne” de Eric Tabales.

Con el tiempo

Con el tiempo nos volvemos más traviesos, las salidas encuentran razón, los besos el momento.

Con el tiempo aprendemos a ignorar, hacemos lo que sentimos, bailamos sin parar.

Con el tiempo se nos pasa el tiempo, el corazón palpita lento, sonreímos de verdad.

Con el tiempo se nos pasa el tiempo, los abrazos, las miradas, el miedo se va.

Con el tiempo se nos pasa el tiempo, y no nos queda nada más.

Marifa