Lo que tenga que venir

Un pensamiento se me escapó esa noche, esa, la noche en donde me di cuenta que usted empezaba a ser más de lo que debía.

Intenté evitar que se fuera, créame, lo intenté. Al contacto con el viento, cuál avión en triángulo de las Bermudas, desapareció.

Desde entonces no he sabido la razón, la razón por la cual no debía importarme usted, y aunque he iniciado un proceso de búsqueda exhaustivo, que incluye letreros, anuncios en prensa y rodadas policíacas, no he logrado hallarle.

Por ello esta noche, esta, me he resignado a aceptar los azares del destino. Admito que sí, efectivamente, cómo habrá oído, me he enamorado de usted y cómo se me han perdido las razones para obviarle, lo acepto con inocente emoción, que venga lo que tenga que venir.

Marifa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s