Existen personas capaces de comprometer sus principios por cualquier cosa. Se justifican diciendo que era la única forma de garantizar una posición, de ser reconocidos, me pregunto ¿Cómo puede alguien vender el alma por confeti? Si esa es la clave, prefiero cantar sin pentagrama. Marifa Pintura: “Pentagrama en clave de Sol”, por Edna Ildefonso