Escucha

Escucha. Escucha como los grillos grillan, como el viento susurra, como la noche clama… Silencio. Respira. No pienses,  deja que el sereno te colme con su tacto, que las manecillas sigan su trayecto. Ignora la interferencia de los bares lejanos, recuerda que los grillos están grillando, escucha de nuevo, ahora desde dentro, seguro que descifras el mensaje.

Marifa

Pintura: “Noche estrellada”, Claudet Monet.

Hay que saciarlo

¡Que sociedad nos hemos pintado! Tan festiva, tan liberta, tan “emprendedora”, ¿Sentimientos? ¿Pa´ qué? Hay que vivir el hoy, mañana Shiva dirá ¿Honestidad? Eso es un mito, mejor bailemos bajo una lluvia de colores, comamos de todo, juntemos nuestros cuerpos, saciemos el deseo. Es más divertido, salvaje, interesante, la vie boheme, la vie boheme, en el fondo somos todos animales, ¿Verdad?  El instinto hay que saciarlo, aunque nos haga daño.

Marifa

 

Pintura: “Aquello por lo que luchamos” (1943), de Oskar Kokoschka .

 

Me lo inventé yo

Esas conversaciones, las estúpidas conversaciones,

esa risa, la cándida risa,

esa voz, el dulce timbre de tu voz,

la ilusión, toda esa ilusión de la cual estuve consciente,

que disfrutaba, que disfruté, las extraño, mucho,

juego con la idea de que algún día me sorprenderás con un “Hola, ¿Cómo estás? ¡Cuánto tiempo!”,

entonces, hablaríamos hasta más no poder,

se nos pasarían las horas entre carritos públicos,

metro, trabajo y baño,

llegaría la noche, nos despediríamos,

“Duerme lindo, bruja”, me dirías, “Descansa, adivino”, respondería,

en sueños volaríamos donde nuestros deseos quisieran,

bailaríamos un poco, con todo y tus pies izquierdos,

uniríamos nuestros cuerpos hasta que el calor nos hiciera sudar,

con la piel adornada de rojo carmesí, recitaríamos a Buesa, a Drexler, a Chocolate…

sonaría la alarma, 6:35 a.m.

entraría el mensaje, “Bonjour, ¿Cómo te amanece?”,

se repetiría el cuento, una y otra vez, una y otra vez…

permanece la ilusión y los sueños,

de lo otro, pues, no queda nada,

nunca supe si de verdad lo sentiste así, o todo me lo inventé yo,

mientras duró, funcionó.

Marifa

 

Pintura: “Expresión al atardecer” de Caludet Monet.

 

 

Nadie

“Nadie publica cuando está solo. Nadie publica cuando nadie se va, nadie publica la verdad, de verdad. La verdad no existe, se crea, la gente se lo cree, lo propaga, lo comparte tantas veces que ya es verdad, nadie lo inventó porque estaba solo, seguirá estando solo. Habrá más nadies, más verdades inventadas, más gente que se lo cree, seguirán estando solos, compartiendo más verdades, para saciar su soledad.”

Marifa

 

Pintura: “Cortesía de Albertina”, de Claudet Monet.