De la que me he acostumbrado

He tomado una mala costumbre de la que me he acostumbrado,

de pensar que usted me piensa, de escribirlo en todos lados, de sentirle, tienta a tientas, de esa labia, de esos labios,

he tomado una mala costumbre de la que me he acostumbrado, de llamarle por las tardes, de pintarle mil historias, de lo claro, de lo obscuro, de sus ojos, de sus manos,

he tomado una mala costumbre de la que me he acostumbrado, de ignorarle de mentiras, de quererle de verdad, de guardar muchos secretos que le quiero contar,

he tomado una mala costumbre de la que me he acostumbrado, de intentar olvidarle, de volverle a recordar, de enojarme con sus actos, de extrañarle mucho más,

he tomado una mala costumbre de la que me he acostumbrado, no lo puedo remediar,

cada vez que lo he intentado, pues me vuelvo a acostumbrar, de sus mañas taciturnas,

de su forma de amar, le he tomado una mala costumbre, que me es difícil dejar.

 

Marifa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s