A primera vista

Lo bonito del “a primera vista”, es que nuestra alma tarda exactamente lo mismo en considerarlo, es decir, no lo considera, por ello todo fluye como el viento en otoño, hasta que nos da demasiado frío. Ponemos abrigo, nos da calor, nos lo quitamos, sustraemos la escencia de lo simple porque “no es posible que sea tan simple”, el viento sigue corriendo, ahora dentro de uno, y uno no sabe cómo quitarse el frío o el calor o lo que sea, “todo es mentira, no le hagas caso”, entonces se va, sale. Nunca averiguaste si fue real, nunca, porque no te lo creíste.

 

Marifa

El chico de la gorra amarilla

Sentado en el parque está, rodeado de gente uniforme, envuelto en un ego que tal vez ignora, que tal vez conoce demasiado. Vestido de negro, con jeans ajustados, la barba abultada, las gafas gigantes, mirándome aunque no lo miro,  y yo sé que me mira porque lo siento así.

Solo a un  cobarde se le ocurre mirar, pensar, desear y quedarse quieto a que llegue respuesta de no sé que estratosfera, mientras mira a quien no le devuelve la mirada. Solo a un gallina se le ocurre ponerse esa gorra, amarilla,  pasar por mi lado para luego ignorarme, pero como yo no soy cobarde, gallina, mucho menos, y aunque nunca me llegue a leer, le exijo que de lejos me siga mirando, aunque  no lo mire,  que no diga nada, aunque yo lo sienta,  así la gente rodeada de ego  me  seguirá distrayendo solo para complacer su enfermizo deseo de seguir mirándome y no decir nada, aunque no lo mire y yo sienta mucho.

Marifa

Pintura: Darcy Humberto Gómez, argentina.

 

Quiero conocerlos

Hola bloggers!! Si leyeron el título y pensaron que era una especie de cuento o poema están equivocados, la verdad es que sí quiero conocerlos, a ustedes, a usted, a ti, que estás leyendo esto. Sus escritos, fotografías, dibujos hablan mucho de lo que hay en su corazón sí, pero yo quiero saber quienes son de sus propias palabras, claro, si desean conversar un poco con esta humilde servidora de Quisqueya.

A ver díganme ¿De dónde son? ¿Qué edad tienen? ¿Cómo se dieron cuenta que les gustaba escribir? ¿Cuál es su autor favorito? ¿Profesión?¿Hijos? Canción favorita … ¿De no ser lo que eres, serías alguien más? … todo lo que se les ocurra escribir y pues también preguntar porque es una conversación, quizás nos sorprenda lo mucho que tengamos en común.

Bueno, empiezo yo. Mi madre me puso “Farhina” por  porque su padre se llama “Farhi” y su madre “Rhina”, nada tiene que ver con el idioma portugués y mucho menos con el italiano, la gente obvia esa explicación, me dicen como quieren y yo o los ignoro o me rio. Tengo 21, cumplo los 22 el 26 de julio. Creo que no estoy en la capacidad de definir quien es mi autor favorito porque hasta hace un tiempo he estado leyendo mucho de personas diferentes, por lo general latinoamericanos, pero me gusta García Márquez, Virgilio Díaz Grullón, Yoss, Borges y Alejo Carpentier.

Estoy finalizando la carrera de Comunicación Social mención audiovisual, me encanta el arte, lo disfruto como al dulce de leche. No tengo hijos, ni con quien tenerlos, o tal vez sí, pero no, LOL. No cambiaría nada de lo que tengo, Dios ha sido bueno conmigo, doy gracias por todo.

Comencé a escribir como a los 12 años porque me enamoré de un chico al cual le apasionaba la poesía, la literatura, el arte, a mi también pero no había probado esa parte de mi, entonces me di cuenta que me encantaba demasiado y aunque me tomo unos recesos largos, a veces involuntarios, les confieso que me  podría pasar la vida leyendo, viajando y escribiendo.

Soy dominicana, capitaleña con raíces sureñas, amante de los postres, de la gente de todos los colores. Pienso en planos, siento en 4D, analizo demasiado las cosas, soy descuidada, me gusta dormir, quedarme despierta, nadar, caminar, la naturaleza es mi mejor amiga.

Doy clases a niños de primaria sobre Formación Humana y Religiosa. Me gusta estar sola, no encerrada. Como de casi todo lo que se pueda comer. Mis historias tienen mucho de lo que me cuentan los demás.

Aquí una pincelada de mi, pregunten lo que deseen y respondan, quiero saber más de ustedes.

 

Besos de lechosa y guayaba,

Marifa