Me he perdido buscándome

No me disculparé por estar ausente. Mi corazón necesita sanar unas cuantas heridas, mi cerebro tiene sed de conocimientos, mi alma ansía escuchar nuevas historias. Entré en un laberinto del cual aún no encuentro salida, mientras, me divierto por los recovecos que me sorprenden en las esquinas, la sensación es maravillosa, le ha dado unSigue leyendo “Me he perdido buscándome”