Bailar con la lluvia

La lluvia es muy buena pareja de baile. Sabe llevar el compás de las gotas al 3 por 4. Domina el misterioso vals del consuelo. Te sostiene la cintura, te agita hasta que de ti broten los más profundos pesares. Se divierte. Te diviertes. Acelera el paso.  Vueltas y vueltas mientras las lágrimas danzan armoniosasSigue leyendo «Bailar con la lluvia»

Alguien tendrá un ascenso

  Caminaba hacia algún sitio con ganas de saciar el hambre, molesta como una mosca e intensa como un zumbido. Créanme, no exagero. Seguí la calle, doble la esquina. Mis ojos captaron una figura que no contrastaba con las tonalidades ni la forma de la pared. Casi accidentalmente voltee. El viento tocó mis mejillas, elSigue leyendo «Alguien tendrá un ascenso»