Duelo a una pasión

La noche está de luto en memoria de una historia que

duró toda la vida recogida en un segundo.

El viento está llorando. Su alma flota, rota.

Di variando en el espacio. Buscando algo

que una vez tuvo en sus brazos.

La luna está en protesta. No reconoce el hecho de que

el ¨hubo¨ no ¨habrá¨, que el ¨amó demasiado¨, fue

muy poco.

Las grises nubes la secundan, entorpeciendo la vista del

el astro menor que una vez transmitió

los mensajes de aquel gran amor.

Ahora todo está en silencio.

El calor, el frío. La brisa, la sequedad y el sueño,

se van rindiendo. Permitiéndoles olvidar.

Dejándoles descansar, sobre su soledad.

 

Marifa

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s