A ti Quisqueya

173 años en los cuales hemos tenido que seguir luchando. Golpes de estado, guerras civiles, corrupción  y aquí estamos de pié, con la cabeza en alto. Como bien reza un verso de nuestro hermoso himno nacional, “Quisqueya será destruida, pero sierva de nuevo jamás.” Pudiera desbordarme en expresar los sin sabores que me ha causadoSigue leyendo “A ti Quisqueya”

Samaná,también por su gente

Amo las letras tanto como a la música o la cultura, ahora le sumo una pasión que hace tiempo tenía dormida: La fotografía. Eso me tiene muy emocionada, ustedes saben, como cuando le dan un juguete a un niño, así de intenso. De pasito, poquito a poquito, suave suavesito, llegaré algún día a hacerlo conSigue leyendo “Samaná,también por su gente”

“A mi profesor”

Hola hermosuras! Aquí una historia maravillosamente escrita por una amiga a quien aprecio y quiero mucho. Ella se llama Natalia Peralta, entre otras cosas, quiere ser una gran escritora, esta es solo una probadita de su talento, ¿qué opinan? “A mi profesor” Esto que voy a decirle lo sorprenderá a usted sin duda: lo deseo.Sigue leyendo ““A mi profesor””

No me dejas de rozar

Cientos de kilómetros, lluvias torrenciales, autopista incómoda. El cristal borroso, el camino incierto, luna llena. Noche, miseria. Camino necio, la esquina recia, una gran puerta. Dos niños mirándose, el televisor chillando, una moneda, un vestido, un zapato. Preocupaciones, manecillas, insectos saltando. La música arriba, el miedo a un lado, la vieja bostezando. Las piernas temblando.Sigue leyendo “No me dejas de rozar”

Tus manos caen en la mía como un eslabon eterno

Hay un espectro de rostro sereno, de lluvia menuda, de cántaro volcado de la tierra del alma; uno que recupera colores en la sufrida claridad de su sonrisa. Avanza su espejo medio siglo de barro; lleva la rosa que sostiene su interior una libertad de lagrima, una sirena robando el arcoíris, y una pupila comoSigue leyendo “Tus manos caen en la mía como un eslabon eterno”